UN FINAL, UN COMIENZO…

Bueno, pues todo tiene un inicio y un final, y aquí llega el último post de este blog.

No, no me voy a callar, aunque estos últimos días he estado muy callada, pero como os he explicado en el post anterior necesitaba interiorizar muchas cosas. Es muy difícil para mi estar calladita, como sabéis los que me conocéis pero he pensado que debo hacer otro blog que me permita llegar a más personas, porque aunque soy grande (y autoestima no me falta) creo que cambiando algunas cosas puedo llegar a más gente, impactar y crear una fisura en la sociedad que consiga que entre más color y otras formas de pensar. No pretendo que se piense como yo, lo que quiero es plantar la semilla para que los viejos pensamientos se tambaleen y que nos movilicen a pensar de otra forma, dar otras perspectivas…Ser agente de cambio social a través de las redes.

Gracias por acompañarme en estas publicaciones, gracias por el apoyo, por las críticas, por leerme, por hacerme crecer…Gracias a vosotros soy como soy y he de reconocer que me gusta. Conseguís que me sienta feliz y viva.

Si queréis acompañarme en este nuevo camino, aquí me encontraréis.

Nos leemos 😉

Laura

Publicado en es lo que siento y lo que soy..., Junt@s llegamos a más (colaboraciones) | Etiquetado , , | Deja un comentario

MIS DEBERES CARCELARIOS

Hace unos meses empecé a escribir sobre mi experiencia dando un curso en la cárcel. Al principio pensé que escribiría en el blog todas las semanas, incluso con doble entrada, pero la realidad es que sólo he escrito 3 posts y no ha sido porque el tema no dé para ello, sino porque he necesitado mucho tiempo para mi, para ellas, para impregnarme de esas vivencias carcelarias y de sus emociones que unidas a las mías han creado un sentimiento de equipo y poder procesarlo. Sinceramente siento que hay cosas que no se pueden explicar sino que hay que vivirlas para saborearlas en toda su magnitud y esta experiencia profesional (y vital) es una de esas maravillas que te ofrece la vida. Ahora que se acerca el final y el inicio de la siguiente parte del programa ¡¡¡¡YA EN LA CALLE!!!! tengo otra vez la necesidad de compartirlo, de plasmarlo en un papel, porque lo que no se escribe es como si no existiera y porque creo que mis alumnas también han hecho de profes. Así que, fiel a mi sistema desigual con su ritmo propio, os copio lo que les escribí a ellas en mis deberes particulares. Ellas tuvieron los de Semana Santa (ya sé que soy mala pero era mucho tiempo ocioso y no me arrepiento porque han dado muy buenos resultados) y yo, después de leer sus impresiones sobre el curso, quise responder en mi tiempo libre haciendo la misma redacción.

Bueno pues después de leeros, y emocionarme, he pensado que no era justo que yo no hiciera también los deberes.

Creo que quizás os habéis sentido obligadas a escribir algunas cosas ya que sabíais que lo leería pero, como dice una persona muy lista que conozco, la mirada, ésa no engaña, y vuestras miradas tan puras, tan de verdad, me han acompañado durante las casi 450 horas que lleváis aguantándome.

Desde que se me ofreció la oportunidad de dar este curso no lo dudé. Era una gran salida laboral porque se abre otro campo y además siempre me han encantado los retos. Dije que sí antes de darme cuenta de que lo pronunciaba y durante 2 ó 3 meses no busqué más porque nuestros caminos ya se cruzaban. Ahora sé que no fueron sólo esos meses. Llevaba 36 años preparándome para vosotras, a nivel profesional y personal.

Creo que he estado a la altura, bueno lo sé certeramente, y es que no podía ser de otra manera ya que este equipazo me ha impulsado a dar lo mejor de mi, a exprimirme, a dar y recibir, a tener paciencia, a valorar la importancia de una sonrisa, o de una palabra incluso de un silencio. Si os he enseñado una décima parte de lo que yo he aprendido con vosotras me doy por satisfecha.

Empecé una sección en el blog con esta vivencia y sólo escribí 3 cosas…Creo que tanto sentimiento, tanta vivencia, tanto dolor, tanta ilusión, tantas risas…TANTA HUMANIDAD no se explican con palabras. Hay que vivirlo y compartirlo así que he pensado que lo mejor es reconoceros el hueco enorme que os habéis hecho en mi corazón, porque ya me tenéis ganadita.

Seguro que os preguntáis por el futuro y os diré que yo también tengo miedo y nervios. Y no es porque crea que no lo podéis hacer bien. Sé que podéis, sois un brillante que luchaba por resurgir, esas notas musicales que esperaban encontrar sus ritmo para hacer la más bella melodía de libertad. El potencial estaba en vosotras, grupo de elegidas. Mis nervios son porque no puedo controlar esos miedos que os pueden entrar, esas dudas al empezar un nuevo camino, ansiado pero desconocido, esos momentos de inseguridad que pueden hacer que os sintáis en la cuerda floja y que os impulsen a seguir o a caer. Pero me habéis enseñado que no está en mi mano. Gracias a vosotras he comprendido que si de verdad confías en alguien debes dejar que trace su propio camino, que se equivoque, que aprenda, que motive, que ayude, que sea ejemplo…He comprendido que vuestras alas han vuelto a crecer, os las quisieron cortar pero sois como el Ave Fénix y renacéis más fuertes y sois el ejemplo de que si se quiere se hace, que de aquí se sale. Como sea vuestro futuro no depende de mi, pero quiero que tengáis muy claro que confío en vosotras, que sé que podéis y que tenéis mucho que aportar. Nadie dijo que fuera fácil, pero es que así se valora mucho más todo. Recordad que sois grandes y buenas, porque al final fuisteis valientes, os quitasteis la coraza y habéis mostrado vuestra fuerza interior. Habéis conseguido que vuestra fuerza interior se refleje también fuera y ese potencial no os lo puede quitar nadie.

Recordad siempre la pureza de estos sentimientos creados entre todas, más aún cuando nos sintamos caer y esa red de cariño nos envolverá.

Gracias por dejarme ser parte de vuestro camino. Gracias por mejorar tanto el mío

Laura

Publicado en volando hacia la libertad | Etiquetado , | Deja un comentario

DECIDÍ VIVIR

Hay momentos de inflexión. Hay momentos cruciales en tu vida en las que se produce un cambio y ya no vuelves a ser la misma persona. Ese momento puede ser positivo o negativo y quizás todo dependa de cómo decidas afrontarlo. Uno de esos momentos de mi vida yo lo tengo claro y fue hace 5 años. Hoy celebro que de alguna manera volví a nacer. Recuerdo esos momentos. Tengo imágenes, momentos, impresiones, personas, frases, sentimientos, emociones, sensaciones….que se han marcado a fuego en mi alma.

Recuerdo a mi tía Chus y a mi tío Miguel cuando iba por ese pasillo para reencontrarme con los míos. Recuerdo a Montse, los besos que me dio y cómo me cuidó, la compañía que me hizo, excelente profesional y excelente persona, no sé si en algún momento he llegado a agradecerle los suficiente todo lo que hizo por mi. Por supuesto mis padres y mis hermanos con sus parejas y todo el apoyo que me dieron esos días, que también fueron duros para ellos, seguro que incluso más que para mi, creo que no se merecían nada de eso, pero supongo que en la vida no se trata de merecer… Mi marido, como me cuidó, que dedicación, cuanto cariño y amor. Mi tía María, mi madrina, y Carmenchu que venían a verme, cuidarme y animarme. (cuantos sustitos os di…) Todos los que preguntabais por mi todos los días, vuestro cariño me llegaba y también me daba fuerzas. Perdonadme que no ponga vuestros nombres pero sois muchos y sabéis quienes sois. Y, por supuesto, mi pequeño, en quien pensaba a cada momento y al que tenía tantísimas ganas de abrazar, me dabas fuerza en esos momentos y me la sigues dando cada día. Era todo un reto ir siguiendo tus pasos, tú creciendo y pidiendo más y yo luchando para poder darte todo lo que tú necesitabas. Cada uno aprendiendo a hacerse al mundo, tú por primera vez, yo para volver a hacerlo…

Como digo, ese día volví a nacer. Toda esa experiencia me hizo más fuerte, me ha ayudado a estar donde ahora estoy, me ha ayudado a ver la vida desde otra perspectiva y a valorarla muchísimo más. Hay momentos que cambian tu vida. Yo, decidí CRECER, VIVIR, luchar por lo que quiero, valorar las circunstancias, luchar por lo que crees, olvidarme de lo superfluo y centrarme en lo importante.Fueron momentos duros pero he aprendido que no tiene ningún sentido quejarse, lamentarse, vivir en el enfado y el no perdonar. Esos pensamientos te estacan, no te dejan crecer y te amargan. Desde ese momento decidí VIVIR.


Muchas gracias por ofrecerme vuestro cariño y fuerza en todo momento, eso me ayudó a CRECER. Tengo mi corazón y mi alma hecha de pedacitos de vuestro cariño. Así que ¡FELIZ CUMPLEAÑOS A MI!

Laura

Publicado en es lo que siento y lo que soy... | 2 comentarios

PASEO MÁGICO POR EL JARDÍN DE LA ISLA

Otra vez el semanario ribereño Más me ha pedido una columna de opinión. Gracias de nuevo por permitirme “escribir en voz alta”. Ya sé que esta columna puede resultaros familiar y lo es. Fue una de mis primeras entradas en mi blog, una de mis preferidas, y la razón de compartirla no es la premura de la petición y tampoco el que no tenga ideas nuevas o cosas que quiera compartir. La razón es la existencia de la brecha digital y que es un texto que me apetecía mucho que llegase a más gente porque creo que somos muchas las personas que pensamos que el Jardín de la Isla es mágico y a las que nos hablan los árboles ;).

Qué fácil es ser feliz. Y es que este jardín es mágico y la ilusión de los niños más aún. La naturaleza ofrece un mundo increíble en el que los palos se convierten en espadas blandidas por intrépidos piratas que al momento se transforman en caballeros de brillante armadura, que cabalgan o navegan atravesando países lejanos y mares bravíos, mientras les acechan las fieras y los enemigos salen huyendo despavoridos.

De repente, a los pies de un árbol, encontramos la puerta de la casita de un duende que se está preparando para el invierno y cuando nadie le ve, hace que caigan las hojas de los árboles creando un manto dorado. En el silencio puedes oír sus risas y si te concentras mucho escucharás como te cuenta una historia muy real: “Los árboles son seres increíbles, cuando mueven sus ramas hacen sonar sus hojas para saludarte, porque los árboles hablan, sólo que no conocemos su idioma. Cada persona tiene un árbol, uno con el que se identifica, su preferido, y ése te llama de una forma especial. Llama a su amiga la Brisa y entre las dos consiguen que sus hojas vibren más, entonando una canción, ¿sabes lo que quiere? Tiene un regalo para ti. Sólo quiere que le abraces, porque así te contagia su energía. ¿No lo has probado? Hay veces, que le gusta tanto ese abrazo que incluso deja caer alguna hoja para que te acaricie o le pide a un pajarillo que cante su melodía, o pide a una mariposa que revolotee…Y ese árbol ya no se olvida de ti”.

Miras hacia un lado, y oteas en el horizonte una especie de chimenea…no tiene puerta…pero sabes que es la casa de una bruja. No tengas miedo, no todas las brujas son malas. También las hay buenas. La Brujilla del Jardín de la Isla es la encargada de pintar el Jardín. Mientras dormimos, vuela con una carroza dirigida por grandes libélulas de colores y va adornando el jardín de verde,  dorado, de perlitas brillantes en invierno. No se olvida de las flores, a cada una la pone un color o varios. La brujilla es caprichosa y todos los días pasea para agregar nuevos matices. Además tiene de aliado al Sol crean claros y sombras, que consiguen que cada instante sea único. Ella nos mira por un agujerito, le encanta ver como nos maravillamos ante la belleza que ella crea, y cuando escucha a algún niño que dice “¡Oh, qué bonito!” Se pone contenta, y le pide a una ardilla que salga corriendo entre las ramas como señal.

¿No conocías estas historias? ¿Las tuyas son distintas? ¡Claro! Esas historias nos las cuenta nuestro árbol, nos la transmite en ese abrazo. Todas son reales, todas tienen magia. Las aprendemos de pequeños y se quedan grabadas en nuestro corazón. Y es que el Jardín es mágico. Y Tú, ¿Aún no la tienes? La solución es fácil, escucha los árboles que bailan con la brisa. Antes de que me lo preguntes, yo también encontré mi árbol, era un paraíso que crecía en la finca de mi familia, junto a la parra. Pero ya no está allí… Aún puedo oler su dulce fragancia y me vienen a la mente mil recuerdos de la infancia, tiempo de felicidad. Pero no estoy triste, tengo su recuerdo, y otro regalo que me dio. Me enseñó a escuchar el viento…

Laura

Publicado en Junt@s llegamos a más (colaboraciones) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

MÚSICA EN LA CÁRCEL

Hace unos días os contaba mi nueva experiencia trabajando en un Centro Penitenciario. Con esta sección tengo el propósito de hablar de este mundo desconocido, y es que existen millones de mundos diferentes pero, posiblemente, todos estén en éste; y también sensibilizar sobre esta realidad. Como siempre proyectos ambiciosos los míos…

En este curso he propuesto a las alumnas (9 mujeres y un hombre) una actividad con música. Cada una debía elegir una canción que quisiera compartir con sus compañeras. A lo largo de diferentes días vamos poniendo las canciones con varios propósitos: tener un momento de “evasión” gracias al poder de la música, fomentar la escucha activa ya que escuchamos la canción, se comenta que ha percibido cada una, lo que siente, porque se elige esa canción, de qué habla…y posteriormente la escuchamos con la letra delante para ver si concuerda con lo expuesto y para saber lo que realmente expresa; trabajar las habilidades sociales y comunicativas al mismo tiempo que conocemos un poco más a las compañeras y a nosotras mismas y buceamos en esa sensibilidad y humanidad interior.

El otro día pusimos una canción que bien podrían definir como el himno de la cárcel, En esta celda de Haze.

Eran varias las internas que conocían la canción. Hubo muchos momentos importantes: las que la conocían la cantaban pero a la hora de repetir con letra ya la cantaban todas, muchas con lágrimas en los ojos y un brillo especial, más aún en el momento en que la canción dice “de ahí se sale” y grita “libertad”. Y cantado al unísono por personas unidas que tienen ese convencimiento, ése de verdad que es un momento único que te empapa el alma y te inunda de la certeza de que el trabajo se está haciendo bien, con todo lo que ello conlleva.

En esos momentos se comparten varias conversaciones y una de las mujeres comentó que por las noches, “esas temidas noches de la cárcel ya que el que diga que duerme bien, miente”, hay ocasiones en que se oye a los hombres cantar a través de las ventanas, su voz se escapa a través de las rejas de su celda y llega a los demás. A veces son canciones conocidas y otras veces las han compuesto ellos, y las cantan como un quejido, como un lamento. Algunas decían que en ese momento deben cerrar las ventanas porque ese momento les hace más conscientes de su dolor y soledad y otras dicen que es un momento único, un regalo. Increíble pensar que en medio de ese mundo se encuentran con esas emociones únicas, que otros no llegamos a imaginar pero que ellas quieren compartir porque despierta su humanidad, quieren que conozcas su mundo, quieren compartir todo lo que él conlleva.

Ahora tengo el convencimiento de que toda mi trayectoria, toda mi vida estaba preparándome para poder realizar bien este trabajo en el que estoy aprendiendo y adaptándome a pasos agigantados, un reto con muchos disgustos, sensación de impotencia y rabia (hoy no puedo hablar de ello porque yo misma debo digerir ese sentimiento) pero con mucho aprendizaje sobre la vida. Sinceramente creo que este trabajo es un regalo profesional y vitaly do y las gracias por la confianza que se depósito en mi para poder realizarlo. Sé que el resultado será bueno porque he tenido grandes maestros, tengo mucha gente querida que me apoya y anima y me sostienen en momentos de flaqueza y sobre todo están ellas que me enseñan y hacen que quiera dar el máximo y hallar nuevas estrategias para conseguir nuestro objetivo: romper las barreras y volar alto porque de ahí se sale.

Laura

Publicado en volando hacia la libertad | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

EN LA CÁRCEL

en-la-carcelDe nuevo tengo la oportunidad de escribir en el Semanario Más. Esta vez, debido a mi nueva faceta laboral he pensado en escribir algo de ese mundo aparte y enigmático que es un Centro Penitenciario. Y es que creo que es necesario dar más información, romper prejuicios, abrir la mente o quizás adaptarla. Simplemente es mi opinión desde mi humilde experiencia. En resumen, agradecida por la oportunidad de crecimiento que me da mi trabajo y también al Más por dejarme “escribir en voz alta” 😉

La cárcel, ese desconocido lugar que separa el mundo tranquilo del peligroso. El lugar donde el castigo y la inserción social se confunden, se entrelazan; Donde una delgada línea separa lo correcto de lo incorrecto, y esa línea se contornea según se mire desde una perspectiva u otra. Donde la empatía rompe barreras, cambia esquemas y estereotipos alcanzando un umbral que quizás nunca esperábamos. Ese lugar que te hace pensar en culpables, y también en responsables, pudiendo ser una persona, su circunstancia o quizás la sociedad, un sistema…

Ese lugar donde el silencio golpea,  la palabra adquiere más valor y se sopesa y su significado cambia y ataca y libera. Edificios con mil puertas que resuenan, que marcan los espacios, que se cierran y se abren de forma intermitente como en un ritual que hace que te impregnes de esa energía singular de incertidumbre, de miedo, de seguridad y ¿por qué no? de esperanza.

Donde el whatsapp no existe y se transforma en manos que se mueven a través de una ventana en un lenguaje inventado y conocido por unos pocos. Las cartas vuelven a usarse e imprimen en ellas  vivencias compartidas, cariño, simpatías y dan paso a conocer más a alguien, a pensar en personas que quizás sean especiales aunque en el mundo real (¿Quién sabe ya cuál es la realidad?) ni te hubieras fijado, pero es que esta experiencia nos cambia. Las horas pueden ser décadas o  minutos, un curso puede ser un barco que consigue romper la monotonía, una foto es el bien más preciado y la intimidad era ese privilegio quizás olvidado.

La cárcel, el lugar donde los valores se transforman, ahondando o desapareciendo. Donde cuesta mirar al pasado, el presente se modifica y el futuro desestabiliza… o quizás era al revés. Donde una mirada hace que todo cambie de forma vertiginosa, donde la tensión se puede cortar y el momento de felicidad se vive con más intensidad, como un presente. Donde la oportunidad puede hacer que saltes por los aires o que vueles. La cárcel…

Y dentro de ese mundo de compleja realidad estoy acompañando a unas mujeres para que construyan su autoestima y la profesionalidad para que se lancen por ese nuevo trampolín de posibilidades, la ilusión para abandonar la prisión real y la que han llegado a sentir internamente, la red de confianza que las sostenga cuando teman caer o sientan la fuerza para saltar al vacío, los ojos para que vean la grandeza que veo en ellas, el espejo para que se observen como lo que realmente son y olvidaron o nunca se permitieron mostrar.

Adaptándome, aprendiendo, superando límites y agradeciendo lo que me enseñan y la humanidad que se comparte.

Laura

 

 

 

Publicado en Junt@s llegamos a más (colaboraciones) | 2 comentarios

EMPEZAMOS A ROMPER BARRERAS

Estoy en la cárcel. Me llamaron para una oferta (curiosamente surgió después de otra oferta en la que cogieron a una amiga y luego surgió esto y la entrevistadora pensó en mi para ello, lo que demuestra que a veces lo que parece malo no lo es en absoluto) de profe de certificados de profesionalidad de Atención sociosanitaria, vamos, para trabajar en residencias y en centros para personas en situación de dependencia, pero en centro penitenciario. Desde el segundo cero dije que sí. Siempre me ha llamado la atención este campo de trabajo, aunque también me daba cierto respeto.

He pensado en poner una nueva sección en el blog para hablar de ello ya que me parece un ámbito desconocido, fascinante, un reto laboral y personal y además creo que las experiencias buenas merecen ser compartidas y al mismo tiempo se pueden romper estereotipos.

Es un mundo aparte, diferente a todo lo conocido. Mi curso está englobado dentro de un programa: InOut. Se divide en varias fases: realización del certificado de profesionalidad en el centro penitenciario (450 horas que tienen que “padecerme”), salida al CIS donde empiezan a vivir con más libertad y continuamos unas horas de formación, prácticas en centros y termina con contratos de trabajo en los sitios de prácticas. Una gran oportunidad para ellas y una gran responsabilidad para mi.

Os iré contando poco a poco, si me queréis acompañar, pero quiero resaltar con las expectativas que me dijeron el primer día con respecto a la formación. Es una actividad que siempre hago al inicio de los cursos. Se ponen por parejas y dialogan sobre lo que esperan del curso y posteriormente lo ponemos en común. Al final del curso se leen otra vez y se comenta si se ha conseguido o no. Normalmente lo que suelen decir es que quieren aprender o encontrar el trabajo. Esta vez también hubo estas respuestas pero hubo otras que me impactaron más ya que nunca, en ningún curso, las habían mostrado antes.

Recuerdo los ojitos sinceros y profundos de una chica, que después de decir que estaba ahí por su mala cabeza y que ya desde pequeña le decían qué dónde iba a ir ella, que su objetivo era NO TENER QUE DEPENDER DE NADIE, poder gobernar su vida (Impresionante e impactante), así que para conseguirlo es mucho lo que debemos trabajar y no sólo en estudios, porque la autoestima es la que manda. Hablaban también de la intención de salida legal para no delinquir y de que estaban seguras de que con su experiencias conseguirían empatizar con cosas que los demás, en situaciones “normales”, no podemos: La pérdida de intimidad (sigo sin poder hacerme una idea de lo que conlleva eso), la pérdida de libertad y de poder elegir, regir tu vida con una rutina férrea… Poder tener bases firmes para poder desarrollarse, hacían continuas referencias a sus familias. También hablaban de responsabilidad para no romper la confianza depositada en ellas, trabajar la paciencia. Hubo una frase que me impactó enormemente: DESPERTAR LA HUMANIDAD. Creo que no llego a ser consciente de la profundidad de ese sentimiento. Y ya otra chica, el primer día decía “que el curso le iba a hacer valorarse más, culturizarse en el lenguaje (el otro día ya me decía textualmente “denominar” y se extrañaba porque esa PALABRA había salido de sus labios) y hacernos fuertes y valientes a la hora de enfrentarnos a la sociedad”.

Así que esas son las expectativas…Casi Ná… Pues a por ello vamos 😉

Laura

Publicado en volando hacia la libertad | Etiquetado , , , | 3 comentarios

HASTA SIEMPRE, TÍA

Hoy es un día triste. Se ha ido la raíz más profunda de nuestro árbol, latia-felisa última de nuestros mayores,  de los que  provienen los valores que nos han inculcado, la raíz de nuestra esencia más pura, la que nos une, la que nos hace únicos.

Los mayores tendréis más recuerdos, miles de momentos, pero los jóvenes tenemos el ejemplo que es de donde realmente se aprende, que se transmite en acciones y formas de vida. Y así era ella, nuestra tía Felisa: única, auténtica y genuina.

Además era un ejemplo de VIDA, la muestra de que después de unos vinos puede venir un pacharán, una coplilla más, una frase o una sonrisa y si es compartida con los tuyos mucho mejor. Ejemplo de vida hasta el final, aprovechando al máximo, muestra de independencia y de pura vida.

Vaya fiesta os estaréis pegando ahora que te has unido a los tuyos de nuevo…

GRACIAS POR TODO LO QUE NOS HAS DADO TÍA. NO MUERES PORQUE TU RECUERDO LO MANTENDREMOS VIVO Y SEGUIREMOS TU EJEMPLO, EL DE VUESTRAS, NUESTRAS, RAÍCES.

Laura

Publicado en es lo que siento y lo que soy... | Deja un comentario

ACERCANDO EL “MISTERIO” A LOS NIÑOS

a711b9ed704a2d866d1784fea02a3ffb

– ¿Qué tal estás?

– Bien…

– ¿Seguro? Lo estás haciendo muy bien, y como yo lo estoy pasando un poco regular…me apetecía sentarme contigo para hablar.

– ¿Tú? ¿Conmigo?, ¿Estás regular?…Se supone que los mayores siempre estáis bien…

– Uff, no, tenemos varios sentimientos, como vosotros, tampoco somos tan diferentes, pero a veces debemos…”controlarlos”, pero este no es momento para ello. Ahora es momento de soltar las emociones, porque ese dolor debe salir, no es bueno que se quede dentro.

– Es que…yo ya no sé ni lo que siento…

– Normal. Mira, yo hoy me he sentido enfadada, pensando que es surrealista, creyendo que estaba soñando, he llorado, he notado momentos de vacío, como un dolor en el estómago…Incluso a veces me he sentido en calma o he sentido mucho cariño cuando me abrazaban o recordando cosas.

– ¿Soy una lavadora? Porque me siento así, todo da vueltas, y de repente se para, y viene un montón de gente que no conozco y me dicen cosas o me dan un beso…

– Todo el mundo quiere mostraros que no estáis solos, y quieren daros su cariño. Quizás no los conoces pero se preocupan por ti. Pero también puedes preguntar si tienes curiosidad…es bueno saber quién te está hablando.

– ¿Crees que le dolió?

– Supongo que al principio notaría algo, seguro que en algún momento se sorprendió porque siempre pensamos que hay cosas que no nos pueden pasar a nosotros, como cuando te hacen una sorpresa que tú no esperas, pero creo que luego se pasaría toda su vida por su mente, recordaría todos los bellos momentos, como cuando pasa un dvd muy rápido…y en muchos de esos momentos estabais vosotros y empezó a tranquilizarse. Además creo que seguro que vió algo del futuro, y al estar seguro de que ibais a estar bien, ya dejó de sufrir. Porque no debes olvidar que lo que siempre buscó es que estuvierais bien, y seguro que sigue haciendo todo lo posible para que sea así.

– Y ahora ¿qué pasa?

– ¿Con su cuerpo dices? Hay varias opciones. Se puede enterrar, aunque a veces descansan en unos sitios como archivadores…o se pueden incinerar y que las cenizas descansen en algún lugar especial. Así puedes tener un sitio donde llevar flores, a algún dibujo…un sitio donde puedes hablar con él, en días señalados o porque te apetezca…

– Espera, espera…¿Pero no van al cielo? ¿Por qué dices que voy a verlo en una estantería?

– Madre mía…es que sabes un montón y eso que decías que eras pequeño y no sabías nada. Tienes razón. Se va al cielo, o hay personas que piensan que pasan a ser un animalito que le gustase, o que van al paraíso…Hay muchas creencias, cada uno tiene la suya y todas son válidas. Hay veces que hay que escuchar al corazón, tener fe…Pero lo que sí debes tener claro es que va a estar bien.

– ¿Fe? vaya una palabras, no me entero de ná…

– Jajaja. A ver…Es como…¿Tú has estado en Nueva York? Ya…ya sé que no…pero sabes que existe, aunque no has estado. O las auroras boreales, yo tampoco las he visto, y me pregunto cómo es posible que exista algo tan bonito, o pienso que es un truco de una foto o por qué no existen en Aranjuez y en otros sitios si…Pero algo en mi interior me dice que es verdad y debo creer en ello.

– Pero, ¿Ya no lo voy a ver más?

– No, cariño, no lo puedes ver…uff, qué difícil es esto…No lo podemos ver, aunque nos gustaría pero…creo que una parte de él, la parte importante, lo que le hacía ser único y especial se ha quedado con vosotros, os lo ha regalado. Es como cuando te dicen “si es que sonríes como él”, o “tienes la misma fuerza que mamá”…o “es que te enfadas como la tía”, y tú te sorprendes porque no entiendes como puedes parecerte a la tía si no la conociste. Habrá ocasiones en las que escuches como una vocecilla, una sensación de que esto ya lo sabías, o que deberías elegir una opción…Pues yo creo que no es intuición, sino que, como nos cuidan, nos siguen aconsejando las buenas opciones. Seguro que en mil ocasiones sabrás que está conforme con lo que has elegido, o sabrás exactamente qué te diría…incluso notes un calorcito en el pecho y sientas como que engordas, eso es porque sientes que estará orgulloso de tí.

– Y ahora, ¿Me toca ser fuerte?

– Qué va…no podemos ser fuertes en todo momento. ¡Incluso Hulk se agota a veces! Tendrás mil sentimientos, que quizás no coincidan con los de las personas que te rodean, porque cada uno sentimos diferente y lo expresamos a nuestra forma y en nuestro tiempo. Quizás tú tengas ganas de llorar, y puedes hacerlo, y otro esté riendo a tu lado porque se acordó de algo alegre o porque está jugando…y te puede molestar pero también hay que entenderlo. Y verás que a los mayores también les pasa…en el fondo no somos tan diferentes…Los sentimientos no se dan todos a la vez, porque unas veces son fuertes unos y otras veces otros, así nos apoyamos y aprendemos a vivir, porque ahora debemos adaptarnos, pero seguro que lo conseguiremos.

– Madre mía, lo que hablas, parece un diálogo del  Quijote… ¿puedo irme a jugar?.

– Jajaja, claro que sí. Pero…gracias.

– ¿Gracias? ¿a mi? ¿Por qué?

– Porque me sentía mal, estaba regular, pero gracias a tus palabras y a tu cariño me siento mucho mejor. Ya estoy más tranquila, me has ayudado mucho.

Entonces me abrazó fuerte y me dijo, “Cuando me necesites sabes que estoy aquí” con esa mirada tan especial.

Laura

Publicado en es lo que siento y lo que soy... | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

FELICIDADES, MAESTRA

Otra vez agradezco al Semanario Más la oportunidad de poder “escribir en voz alta”, y esta semana con un pequeño homenaje, humilde pero muy merecido, a mi madrina, María Marañón Banegas.

felicidades-maestraEsta semana ha sido tu cumple, pero no es uno normal. Ahora comienzas una etapa diferente, jubilosamente jubilada, con tiempo libre que ya has puesto a disposición de las personas que te rodean, porque la generosidad y el apoyar a los demás es uno de tus sellos.

Quizás pienses que no es necesario una columna de felicitación, pero yo creo que sí, porque también es un agradecimiento y un pequeño homenaje porque no sólo eres mi tía, que grandísima suerte, sino que tú has sido maestra de muchas personas de Aranjuez y seguro que a nadie has dejado indiferente y has marcado muchas vidas. Los docentes, y más aún en edades tempranas, forjan el carácter de sus alumnas. Gracias a su trabajo salen profesionales de mil ámbitos, personas que llegan lejos e influyen en más personas y según como haya sido su trayectoria esa influencia es más positiva o menos. No sólo enseñas materias sino que contigo se han aprendido valores, formas de trabajar, superación, responsabilidad, autonomía, creatividad, respeto, comunicación efectiva, sentido del humor…Eres una maestra de la VIDA.

No estabas sola en este compromiso de enseñanza-aprendizaje recíproco. Has tenido varias compañeras que se han volcado con la juventud ribereña y creo que los resultados han sido muy buenos. Seguro que estáis orgullosas, pero quizás no os lo hemos agradecido como realmente merecéis, aunque vuestra humildad diga que estáis bien recompensadas. Habéis compartido casi una vida entera con risas, lágrimas, mil anécdotas, obstáculos que parecían insalvables y os han hecho crecer…y aunque sois figura de autoridad, los alumnos siempre observan todo, y como mejor aprenden es por el ejemplo, y vosotras en eso tenéis matrícula de honor. Sé que gran parte de lo que soy os lo debo a vosotras, a todas. Gracias de corazón.

Y a ti, tía María, la tía de tanta gente, compañera de aventuras, corazón andante de ojos vivarachos que muestran mucho más de lo que las palabras dicen, persona que exige porque está dispuesta a dar el doble y porque cree en las posibilidades de sus alumnos, ejemplo de superación y cercanía, caricias de amor incondicional y apoyo permanente, disfruta mucho de esta nueva etapa, te mereces todo lo bueno que la vida pueda ofrecerte.

Laura

 

Publicado en Cosas del cole, Junt@s llegamos a más (colaboraciones) | Etiquetado , , | 2 comentarios