METÁFORA DEL MALTRATO

casa maltrato 23-8-2015

Paseando por la zona del Rancho Grande vi una casa que me pareció una clara metáfora del maltrato.

Un paraje precioso, con campo, tranquilidad, el sol brillando, el sonido del río brincando entre las piedras, la vida soñada, y sin embargo, la casa destruida, sin techo, sin abrigo, sin medios, con los cimientos fuertes pero pensando que su fin ha llegado o que ése es su destino, que no ha sabido dar todo lo que estaba en su mano y que por eso la han tratado así…..

2 habitaciones….
Una llena de ropa y basura. Ropa buena, con brillos, lentejuelas, ropa bonita, esperando a que llegue el momento de hacer brillar a su dueña. A su lado, escombros, botes de cerveza, todo amontonado, todo hecho una amalgama de productos sin sentido, de cosas que no hacen falta, de recuerdos que sirvieron pero que han dejado abandonados como si ya no tuvieran ninguna utilidad.
La otra habitación es la que podéis observar en la fotografía. Frases demoledoras: “ésta me la vas a pagar”, “te voy a partir la cabeza”…. En otras paredes, alternándose con esas frases negras que resuenan en la cabeza y que hacen revivir los momentos de tormentos, frases sencillas, rosas, las palabras que te dice desde su falso arrepentimiento, quizás debería decir desde su propia vergüenza si es que alguna vez ha llegado a sentirla, “te quiero”, “no me dejes”……Esas palabras, esas lágrimas falsas son las que te encadenan a esa tortura, que no es lo que realmente te corresponde porque tú has nacido para ser libre y grande, has nacido para brillar con luz propia.

Junto a la frase ¡no te vayas!, una puerta derrumbada, sin posibilidad de escapatoria. Esas palabras que te atrapan y que consiguen, que poco a poco, colocar más piedras para convencerte de que no hay salida, que ése es el sitio donde te corresponde estar. Y al lado de “te quiero”, una ventana abierta de par en par. Si de verdad te quisiera te dejaría volar sin límite, confiaría en que tomases tus propias decisiones, no tendría miedo a que en alguna ocasión dijeras “no” o “si” o lo que realmente piensas y sientes. Y lo más importante, si tú misma te dijeses te quiero, verías que tienes libertad para vivir como realmente mereces, que sabes que no es como te están haciendo sentir. Si te dijeses te quiero, comprobarías que nadie te puede pisar y que tienes, no solo la ventana, sino la vida dispuesta para ti, para sentirla como tú quieres vivirla, deciendo por ti misma, eligiendo, mal o bien, pero siendo la que tomas las decisiones.

Hay otra perspectiva, una foto, tomada desde fuera, desde el exterior, observando por la ventana con una frase que dice “no quiero verte la puta cara”. Personas que saben lo que pasa, que lo ven, que incluso tienen ese mismo pensamiento sobre la persona que está doblegando tu dignidad, pero que permanacen calladas y que por tanto apoyan lo que ocurre dentro de esas 4 paredes que te oprimen haciendote cada vez más vulnerable.

Sinceramentem me gustaría que no tuvieras que vivir esa situación. Me gustaría que esta no fuese tu vida. Me gustaría darte la mano y ayudarte a salir por esa ventana. O mejor, me gustaría que vieras en el espejo la misma grandeza que yo veo cuando te miro a los ojos y que con esa fuerza, con esa seguridad y esa autonomía (no lo dudes, todo eso lo tienes dentro esperando ver la luz para poder resurgir) fueras tú misma la que quite las piedras que obstaculizan la puerta. Libérate de esos escombros de recuerdos que impiden tu salida. No estás sola, tienes fuerza para hacerlo, gente que te acompaña. Nadie dijo que fuera fácil pero siempre te dijeron que la vida es para las personas valientes como tú.

Cuando veas que tu alma pertenece a ese mundo exterior lleno de luz y no a esa casa oscura y derruida que ha confeccionado para ti con mentiras, en ese momento, que no será solo uno sino un cúmulo de circunstancias, estarás dispuesta a saltar y comerte el mundo. No sólo brillará el sol sino que tú contribuirás a llenar la vida de los demás de colores, dibujarás sonrisas…….y lo mejor empezarás a quererte como realmente mereces. ¿qué por qué lo sé? Porque los que realmente te quieren confian en ti y saben que eres capaz de conseguir todo lo que tú te propongas.

Laura

Anuncios

Acerca de "Ocupada" creando cambio social

¡¡¡Hola!!! Soy Laura, madre de un niño encantador, estoy casada con mi compañero de vida, tengo una gran familia y además soy Terapeuta ocupacional aunque actualmente trabajo dando cursos a personas en situación de desempleo. Esto blog nace para compartir con vosotr@s pensamientos, pinceladas de realidad, fotografías, canciones....yo lo que dé de si la imaginación y la creatividad con un sólo propósito: Inspirar para crear un cambio social, ¿me acompañas?
Esta entrada fue publicada en Sensibilización social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s